ESTAMOS EN PROCESO DE CAMBIO DE IMAGEN Y REESTRUCTURACION DEL BLOG BIENVENIDO A ZONATWIVE MULTIMEDIA

ACTUALIZANDO EN ESTE MOMENTO EL BLOG. INFORMACION A NUESTROS SEGUIDORES: GRACIAS AL APOYO DE TODOS UDS, ESTAMOS CRECIENDO, PASAMOS AL PORTAL WORDPRESS. DESARROLLANDO IDEAS Y CONCEPTOS, EN LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD. QUEDANDO ESTE BLOG COMO UNA HERRAMIENTA PARA USOS MULTIMEDIA Y EL WORDPRESS PARA USO ESCRITA. Siguenos en twitter por @Zonatwi_ve o @TuDato_Legal @HistoriaViva_ @ElAntiKuario o contactanos por nuestro correo electronico YOSOYVENEZUELA39@GMAIL.COM tambien puedes escribirnos por zonatwive@yahoo.com.ve y zonatwive@hotmail.es. PARTICIPA.


SIGUENOS AHORA POR WORDPRESS: http://zonatwive.wordpress.com/

ESCUCHA A RADIO CARACAS RADIO 750

Seguidores


Donde no hay luz? CON UN SOLO CLIK CONSULTE EN QUE PARTE DEL PAIS EN ESTE MOMENTO NO HAY LUZ

Sociable

Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 15 de junio de 2011

Charito Rojas Notitarde/ ND Tremendo forúnculo

“El tiempo es muy lento para los que esperan; muy rápido para los que tienen miedo; muy largo para los que se lamentan y muy corto para los que festejan”. William Shakespeare (1564-1616), dramaturgo inglés.

Según el Comandante, fue una gran suerte enfermarse en Cuba. Él evidentemente confía ciegamente en la medicina cubana, no en vano les ha entregado el sistema de salud venezolano, lamentablemente sin muestras hasta ahora de que ese enfermo mejore con la presencia de los caribeños. Pero él esta evidentemente feliz de que lo hayan atendido allá esos médicos, tal vez en el mismo hospital donde revivieron al cadáver insepulto de Fidel, con esa cariñosísima atención que dan al benefactor del régimen que hace años hubiese muerto de inanición si no fuese por su padrino venezolano y los recursos de Venezuela.

opinan los foristas

Qué gran casualidad que el forúnculo o lo que fuese que operaron al Presidente le reventara en Cuba y no en Brasil, en Ecuador o aquí en Venezuela. Esta en su sitio favorito, en el que se siente protegido de los magnicidas que lo acechan y apoyado por los magníficos consejos de ese tirano con currículo que es Fidel Castro. Más de 50 años en el poder garantizan sus métodos para someter a un pueblo, acabar con las libertades públicas e individuales. Y hasta parece que se va a dar el lujo de morir en su cama.

Tremendo consejero este Fidel. Gracias a su vasta experiencia, el de aquí ha logrado torcerle el brazo a la Constitución, a las leyes y a la voluntad popular para permanecer por ya largos 12 años en el poder. Lo que dice la Constitución sobre que este país es democrático, con separación de poderes, libertades consagradas y con alternancia en el poder, es meramente enunciativo gracias al éxito de las técnicas cubanas.

Si algo le iba a pasar, que fuera en Cuba, por favor. ¿Pero sabía el Presidente que su estancia en La Habana no sería de un par de días como estaba en la agenda? La Asamblea Nacional le dio permiso, cosa rara que lo haga, para estar “más de 5 días” fuera del país. O sea, el permiso estaba previsto para una estancia más prolongada que la confesada públicamente. Y tal permiso no fue publicado en Gaceta Oficial, estaba como escondidito hasta que esa fineza de mujer llamada Iris Varela blandiera la carta presidencial (¡en original!) pidiéndole (¿uh?) a su Asamblea el permiso para irse.

La mala uva o una premeditada planificación hizo que el Presidente se quedara en Cuba con esta emergencia médica por la cual lo operaron de algo que su gente llamó un “absceso pélvico”. O sea un forúnculo lleno de pus en quien sabe qué lugar. Todo lo que tenemos es una conversación telefónica del Presidente con Telesur informando que la biopsia (insólitamente rápida) indicaba que no era una lesión maligna.

Realmente a nadie le importaría el forúnculo si no fuera porque se trata del Presidente de la República el operado. Hasta el momento no hay un médico que ofrezca un parte oficial con información exacta acerca de la condición de salud del Primer Mandatario, de la gravedad o no de su condición, de cuanto tiempo tardará en recuperarse, de cuando regresará al país.

Y conste que en mi caso particular no tengo ningún interés personal en que ese señor regrese. Pero se trata del Presidente Constitucional y no puede ni debe estar firmando leyes e impartiendo órdenes desde Cuba sin que oficialmente se sepa, como no sea por boca de sus súbditos, si está o no en condiciones físicas y mentales para gobernar al país.

Toda esta oleada de rumores que van desde la humorada deseándole salud a una supuesta bacteria alojada en la humanidad presidencial hasta las mas terroríficas versiones de horrorosas tumoraciones, son causadas por el secretismo con que se ha tratado un asunto de interés absolutamente público como es la salud del Presidente de un país.

El que esté (tal vez) hospitalizado en un país especialista en el secretismo, el que ningún medico ofrezca una declaración seria, el que no se le vea la cara al enfermo ni de lejos, el que sus acólitos hayan entrado en pánico y furia ante la intriga nacional, no hace más que echarle más leña a ese candelero de especulaciones.

¿Por qué no podemos saber que tiene el Presidente? ¿Como ese eso de que un Presidente en funciones este prácticamente oculto y no brinde información al país que gobierna? ¿Por qué cuando la oposición alega que el Presidente no puede gobernar desde el exterior las focas se rasgan las vestiduras gritando que él es el Presidente Constitucional y que la oposición tiene un plan desestabilizador? ¿Por qué el vicepresidente proclama que es fiel y que las Fuerzas Armadas apoyan al gobierno? Si yo fuera Jaua no me preocuparía tanto, porque todo el mundo sabe que no tiene con qué serrucharle la silla al jefe.

La descalificación de los diputados oficialistas en la Asamblea Nacional califica el bajísimo nivel humano y político de estos seres que transpiran el miedo de perder el curul que es la única protección que tienen de la ira popular que ya les está alcanzando. Mientras Iris Varela, a quien unas gárgaras con lejía no le vendrían mal, mandaba a María Corina Machado a hacerse una cirugía plástica (¿será que la tachirense es como los vampiros, que no tienen espejo en su casa?), Carlos Escarrá descalificaba a los diputados opositores diciendo que tenían un intestino grueso en el cerebro, dejando así definitivamente atrás sus tiempos de profesor universitario.

Insultos gruesos, gritos destemplados y todos ellos a cada minuto coreando ¡Pa´lante Comandante! y dando el más vergonzante espectáculo que haya visto ese hemiciclo en su historia.

La mayoría simple oficialista en la Asamblea le ha vuelto a dar permiso al Presidente para estar en el exterior “hasta que se recupere”. Si es un absceso o un forúnculo, el procedimiento es casi siempre ambulatorio. Y existen aeroambulancias que lo trasladaría, por ejemplo a una suite del Hospital de Clínicas Caracas, donde lo atenderían los mejores médicos del país, con una calidad muy superior a la cubana, no tenemos la menor duda.

Está a hora y media de Venezuela. ¿Por qué no se viene? Tal conducta hace pensar que el forúnculo presidencial no es tal, que se trata de algo que requiere tiempo de recuperación y que no desean que el país se entere de qué se trata.

El Presidente esta en Cuba en una situación constitucional similar a la de Clodosvaldo Russián: estan allí y se ignora sus condiciones reales. Ambos deben responder a un procedimiento constitucional. Ni Russian esta al frente de la Contraloría ni el Presidente esta al frente del gobierno. Esta limitado por una incapacidad física temporal. Lo que sea que tiene, no esta aquí, no ocupa la sede de gobierno, no se reúne con sus ministros.

La inquietud se palpa, los movimientos en el oficialismo son nerviosos, dicen que todo esta bien pero es evidente que no es así. Sólo el Presidente y Fidel saben la dimensión del forúnculo…. Y no nos lo quieren decir.

Charitorojas2010@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Comente las noticias