ESTAMOS EN PROCESO DE CAMBIO DE IMAGEN Y REESTRUCTURACION DEL BLOG BIENVENIDO A ZONATWIVE MULTIMEDIA

ACTUALIZANDO EN ESTE MOMENTO EL BLOG. INFORMACION A NUESTROS SEGUIDORES: GRACIAS AL APOYO DE TODOS UDS, ESTAMOS CRECIENDO, PASAMOS AL PORTAL WORDPRESS. DESARROLLANDO IDEAS Y CONCEPTOS, EN LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD. QUEDANDO ESTE BLOG COMO UNA HERRAMIENTA PARA USOS MULTIMEDIA Y EL WORDPRESS PARA USO ESCRITA. Siguenos en twitter por @Zonatwi_ve o @TuDato_Legal @HistoriaViva_ @ElAntiKuario o contactanos por nuestro correo electronico YOSOYVENEZUELA39@GMAIL.COM tambien puedes escribirnos por zonatwive@yahoo.com.ve y zonatwive@hotmail.es. PARTICIPA.


SIGUENOS AHORA POR WORDPRESS: http://zonatwive.wordpress.com/

ESCUCHA A RADIO CARACAS RADIO 750

Seguidores


Donde no hay luz? CON UN SOLO CLIK CONSULTE EN QUE PARTE DEL PAIS EN ESTE MOMENTO NO HAY LUZ

Sociable

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 6 de junio de 2011

DOMINGO 7 / Violentar en presente indicativo





Descartando la urgente necesidad de acciones preventivas a través de una educación sólida tanto dentro como fuera del hogar, fundada en el respeto a todas las personas y cosas, las cuales son hechos ciertos en países de indiscutible liderazgo en el mundo de hoy, por aquí hay quienes priorizan el diente por diente como remedio contra la violencia. / JOSUÉ FERNÁNDEZ


Las cifras sobre violencia en Venezuela serían en realidad bastante superiores a las recopiladas por cualquier organización no gubernamental, ó a las de los propios entes oficiales si éstos desearan conocer incidencias verdaderas y ofrecer soluciones duraderas al problema. Sólo haría falta ajustar la definición operacional de la investigación a lo que se deduce del diccionario de la Real Academia Española (RAE) para la palabra violencia, como una acción de fuerza contra el natural modo de proceder de la gente, que implicaría el abuso a cosas o personas hasta vencer su resistencia.

El agravante se localiza en gran parte de la población, que lleva rato plegada a la conjugación del verbo violentar, en presente del indicativo. En tal sentido, el violentar normas, quebrantar las leyes, desde la más básica de los famosos Diez Mandamientos, también generaría puntos a esas estadísticas por la dañina costumbre de muchos de burlarse de ellas cuando creen que no son vistos y sin consecuencia alguna, mediante acciones descabelladas que equipararían con las otras que ya están tipificadas para los pocos delincuentes atrapados con las manos en la masa, igualmente reconocidos como aprovechadores del más mínimo descuido de las autoridades para materializar sus fechorías.

Una semilla de la violencia podría encontrarse en la siembra temeraria de tolerancia indiscriminada al quebrantamiento de normas desde la misma infancia, cuando a los niños se les ríen como ocurrencias geniales sus primeros abusos. Sin embargo, ese modelo lo llevarían y tratarían de imponer luego en la escuela, porque en mi casa me lo permiten, de allí lo continuarían en el vecindario, y finalmente al país con la convicción de que la única ley que cuenta es la suya propia, mientras los demás se tendrían que someter a esos designios por las buenas o las malas, inclusive con gendarmes por delante, o valiéndose de ellos como cómplices.

Descartando la urgente necesidad de acciones preventivas a través de una educación sólida tanto dentro como fuera del hogar, fundada en el respeto a todas las personas y cosas, las cuales son hechos ciertos en países de indiscutible liderazgo en el mundo de hoy, por aquí hay quienes priorizan el diente por diente como remedio contra la violencia.

Según algunos especialistas locales, en los países que gozan de bajos índices de delincuencia se tienen básicamente más agentes de policías en la calle, y es casi imposible fugarse de una cárcel o desconocer las leyes sin la correspondiente sanción; y la prevención apenas gozaría de meritos secundarios para la mayoría temerosa de seguros castigos y deseosa de curarse en salud, ó de unos pocos insignificantes puritanos. Simple casualidad que las manos fuertes de la represión acompañen a menudo a los gobiernos más abusadores y violentos, y se den en los colectivos sociales de grados superlativos de ignorancia.

Cuando un sistema educativo aumenta la tolerancia para que sus jóvenes se sientan amos del conocimiento, a través de mecanismos fáciles de aprobación de la educación formal por rendición y cansancio; cuando se descalifica a docentes que persiguen la superación de los estudiantes, y hasta se les persigue por supuestos maltratos, entonces el resto del componente social también deberá amoldarse a la nueva generación de minusválidos que estaría tomando la calle, y no al revés. Cuando se establezcan parámetros de excelencia en los diversos ordenes de una nación, esos minusválidos sólo contarían con el recurso de violentar los muros de contención, como la remanente forma de vida de los grupos repitientes de dignificados y dignificadas, damnificados o damnificadas, o tal vez de sus parientes lejanos indignados e indignadas, o de cualquier otro conglomerado así etiquetado y utilizado como conveniente excusa para disimular formas comunes de precariedad, a cambio de ganancias pingües para sus creadores y gestores.

Fuente: Enfoque365.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Comente las noticias