ESTAMOS EN PROCESO DE CAMBIO DE IMAGEN Y REESTRUCTURACION DEL BLOG BIENVENIDO A ZONATWIVE MULTIMEDIA

ACTUALIZANDO EN ESTE MOMENTO EL BLOG. INFORMACION A NUESTROS SEGUIDORES: GRACIAS AL APOYO DE TODOS UDS, ESTAMOS CRECIENDO, PASAMOS AL PORTAL WORDPRESS. DESARROLLANDO IDEAS Y CONCEPTOS, EN LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD. QUEDANDO ESTE BLOG COMO UNA HERRAMIENTA PARA USOS MULTIMEDIA Y EL WORDPRESS PARA USO ESCRITA. Siguenos en twitter por @Zonatwi_ve o @TuDato_Legal @HistoriaViva_ @ElAntiKuario o contactanos por nuestro correo electronico YOSOYVENEZUELA39@GMAIL.COM tambien puedes escribirnos por zonatwive@yahoo.com.ve y zonatwive@hotmail.es. PARTICIPA.


SIGUENOS AHORA POR WORDPRESS: http://zonatwive.wordpress.com/

ESCUCHA A RADIO CARACAS RADIO 750

Seguidores


Donde no hay luz? CON UN SOLO CLIK CONSULTE EN QUE PARTE DEL PAIS EN ESTE MOMENTO NO HAY LUZ

Sociable

Buscar este blog

Cargando...

viernes, 7 de mayo de 2010

EDITORIAL DEL BLOG - LA LIBERTAD, LA TRAICION Y LOS PATRIOTAS

Dicen que “La libertad se ha forjado con la sangre de patriotas”. Algunas veces me pregunto ¿Realmente existe la libertad? Sin duda, la respuesta a esta complicada pregunta, ha sido motivo de discusión entre filósofos de todos los tiempos, Sartre, Hegel, Kant, Leibniz, el Barón D’Holbach o de Hartman, por mencionar tan solo algunos. Jurídicamente, expresa Guillermo Cabanellas que la libertad: Es la "facultad humana de dirigir el pensamiento o la conducta según los dictados de la propia razón y de la voluntad del individuo, sin determinismo superior ni sujeción a influencia del prójimo o del mundo exterior". Juan Monroy nos dice: – la única posibilidad que tuvo el animal humano para subsistir al principio de la humanidad, dependió de la formación de grupos (clanes, tribus, gangs). Lo que explicaría un rasgo del hombre tan antiguo como su existencia: su sociabilidad" –. A esto, le sumamos las viejas concepciones estatales sobre la libertad, surgidas en el tiempo de la Edad Antigua como las Platónicas, las Aristotélicas. Y posteriormente, en la Edad Moderna con T. Hobbes, Bacon, Gassendi, Descartes, Galileo, Rousseau y su Contrato Social, que dieron origen a el nacimiento del Constitucionalismo, la Teoría de la Separación de Poderes del Barón de Montesquieu y el reconocimiento de los Derecho Fundamentales de las Personas, que constituyeron la piedra angular de la Revolución Francesa. De tal forma, que podemos resumir – inobjetablemente – que la libertad forma parte de la evolución del hombre y ha sido un tema de discusión y de polémica durante toda nuestra existencia humana.

El Patriotismo (de patriota > del francés patriote > del latín patriota > del griego patriotes, patris + otes, perteneciente a la tierra del padre) es el pensamiento o sentimiento, que vincula a un ser humano con su tierra natal o adoptiva, a la que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos. A la persona que cae en la exageración y /o la mitomanía en pro de defender su patria se la denomina chovinista, términos relacionados son jingoísta y patriotero. Tal vez, uno de los ejemplos más hermosos de sentimiento patriótico que ha conocido la humanidad, se dio en la Segunda Guerra Médica, cuando en el año 480 el hijo del Rey Darío de Persa (Jerjes), decidió avanzar con un ejército de 300 mil hombres sobre Grecia. Con la finalidad de conquistar a Europa, y vengar la derrota sufrida por su padre en la Batalla de Marathon. Para lo cual, Jerjes, solicito a las ciudades griegas le enviaran “agua y tierra” como símbolo de rendición total ante él, para evitar ser invadidas y poder negociar su rendición. De inmediato – dice el historiador Herodoto – se convoco un Consejo Federal reunido en Corinto y se crea la Liga del Peloponeso, con la finalidad de hacerle frente al enemigo. Algunas ciudades griegas, se abstuvieron de mandar delegados por temor de ser víctima de Jerjes y decidieron negociar. Pero Atenas y Esparta, decidieron hacerle frente, y fue así como en el sitio de Termópilas “que significa Puertas de aguas calientes”, se enfrentaron El Rey Leonidas al mando de 300 Espartanos, con un total de 10.000 mil hombres en representación del Consejo Federal en contra de Jerjes. Al principio Jerjes pensó que no era más que un chiste, y decidió esperar a que se retirara el ejército griego con la finalidad de evitar la batalla. Al tercer día, se acabo su paciencia y recibió el mensaje claro de los griegos, llegaron para combatir y no para rendirse ante la fuerza extranjera, si quieres nuestras armas le gritaron a Jerjes ¡Ven a buscarlas!. Comenzó la batalla y durante 3 días los persas no pudieron avanzar ni un centímetro, Jerjes no lo podía creer, como un pequeño ejército estaba destrozando sus planes para conquistar el mundo, y ante sus ojos uno por uno de sus hombres, iban cayendo ante el acero griego y espartano, convirtiéndose la batalla en una autentica carnicería humana. Gracias a la traición de un griego que buscaba hacerse rico con la delación, al cuarto día en medio de la noche los persas pudieron avanzar por un camino secreto y lograron tomar la retaguardia del ejército griego. Al darse cuenta de la situación, Leonidas ordeno el retiro de la mayoría del ejército griego, quedando solo él, al mando de los 300 Espartanos que estaban ilesos, dada su preparación militar, su armamento superior al Persa, y tomando en cuenta que sus leyes y sus código de honor les prohibían retroceder. Otros mil griegos se negaron a retirarse viendo la aptitud de los Espartanos, y decidieron correr la misma suerte que sus compañeros de armas. Leonidas, antes de entrar en combate, le ordeno a un viajero ir corriendo a su ciudad, con un mensaje: “Viajero: Ve a decir a Esparta que hemos perecido aquí por fidelidad a sus leyes”. Y así fue, Jerjes ordeno a sus hombres atacar con total ferocidad a quienes se quedaron, viendo de nuevo él, el triste espectáculo, que ni rodeados, los griegos ni los espartanos podían ser vencidos por los persas con facilidad, y con el temor de perder todo su ejército e incluso con ello la moral del mismo, ordeno a sus arqueros atacar desde lejos a los Espartanos y Griegos, y así fue como termino la batalla. Al contar sus bajas, el ejército Persa había perdido 20 mil hombres, y los Griegos unos 1300, contando entre ellos los 300 Espartanos. Había con ellos, perecido en el campo de batalla su sueño de conquistar a Grecia y con ello a toda Europa, y temiendo quedar atrapado decidió retirarse. Dos aspectos podemos recalcar sobre el anterior relato. Primero, el sentido de la fidelidad a la patria que tenían los Griegos y los Espartanos; y Segundo, el honor y los principios que demostraron, que aún sabiendo que iban a morir, nunca se entregaron ni en cuerpo ni en alma ante sus enemigos.

Tal vez Ud. me dirá que esa actitud es propia de los griegos y los espartanos, pues ellos fueron amantes de la tragedia humana. Pero lo cierto, es que mi visión no es más que la de un simple hombre, que comprende que hay momentos en la vida en que se deben tomar decisiones, basadas en principios éticos, morales e inclusive patrióticos. Para ser ejemplo de vida y símbolo para las futuras generaciones.

Wiston Churchil fue en vida, un ejemplo claro de principios, fortaleza y de valor para su pueblo, en momentos aciagos de la Segunda Guerra Mundial. Ante el avance incontenible de los alemanes, no solo con su tenacidad y esfuerzo los enfrento, sino que con sus palabras y su aliento, elevo como estadista la moral de sus tropas y su país. “Los ingleses, nunca, nunca, nunca, seremos esclavos”, se lo repetía a su Nación, a cada uno de sus hombres. Hombro a hombro, desafío un régimen cruel, siniestro, inmoral, racista, capaz de destrozar los cimientos de la humanidad. Nuestra historia está llena de ejemplos conocidos de heroicidad, y de momentos terribles también, en los cuales, nuestro único entendimiento con nuestros enemigos, fueron el filo de las espadas y el humo de nuestros cañones. El decreto a muerte de Bolívar, el acto de inmolación de Ricaurte en San Mateo, Eulalia Ramos de Chamberlain (Emilia Buroz), Atanasio Girardot, José Felix Rivas, Ambrosio Plaza, Antonio José de Sucre, Pedro Camejo (El Negro Primero), Rafael Urdaneta, etc. Son ejemplo no solo de luz, de arrojo y de valentía, sino sobre todo símbolos del valor moral de nuestro país. Nuestro ejército, forjado con sangre de campesinos, de esclavos, de mujeres, de blancos, pardos, criollos, tiene la gloria de haber traspasado las fronteras, no para someter a pueblos, ni para convertirlos ideológicamente. Cruzo los límites de su propio territorio, para llevar la libertad a otros pueblos, para desafiar la tiranía y la opresión a los cuales eran sometidos por el Reino de España. No existe, no hay ni habrá, ninguna historia tan hermosa como la de nuestro ejército, tan ligado a las gestas emancipadoras pues nació de la libertad para dar libertad. En la historia universal han existidos muchos héroes, muchas acciones que han sido contadas al pasar de los años. Que han pasado de generación a generación, pero, es la significación de esos hechos, sus razones y principios, sus implicaciones morales, los que conforman el mayor legado a la historia.

Así como ayer, el juicio al Teniente Coronel Leonardo Infante fue la mayor felonía, que sentencio el Tribunal Supremo de la Gran Colombia. Por haber condenado a muerte a un inocente, a un oficial glorioso del ejército venezolano, primera lanza del pantano de Vargas, acusado de un crimen que nunca cometió. Hoy, esas mismas armas, esos mismos estandartes que ayer brillaron en Junín, en Boyacá, en Carabobo, en Pichincha, en Ayacucho. Son y están siendo humilladas por extranjeros. Si! por extranjeros, por cubanos para ser más precisos. Nunca me he considerado xenófobo, ni nunca considerare a los extranjeros enemigos de mi Nación. Pero donde me forme y estudie, nos enseñaron que “el amor a la patria” es el más sagrado deber que tiene todo venezolano. Y que nunca se debe permitir que nuestros símbolos patrios, que nuestros estandartes sean humillados por ninguna persona, sea nacional ni extranjera.

El lema “patria, socialismo o muerte” instituye dentro de nuestras fuerzas armadas, un signo de ideologización contrario a nuestra génesis como nación, a nuestra Constitución y a nuestras leyes. El 28 de Enero de 1.997, en el paraninfo de la Universidad, jure – como lo he repetido varias veces – por mi honor, defender a la Nación, la Constitución y sus leyes. No soy militar, ni nunca he abrazado la carrera de las armas, más respeto y admiro el brillo, el decoro y el honor del significado de las mismas. Pero si de algo me siento orgulloso es de mi nacionalidad, de mi gentilicio y de ser un defensor de mi país a ultranza. Es decir, antes de ser hijo, tío y ciudadano, soy un patriota. Tal vez, para alguno será como una especie de chauvinismo todo lo que aquí expreso. Pero, para los que tienen conciencia del sentido de Nación, de país, la Defensa Nacional no lo es, y eso es lo que me importa, rescatar la conciencia moral del país. Me causa una indignación y vergüenza, cuando veo que nuestros recursos económicos van a parar a Cuba y a otros países, y no se reclama nada, no se marcha, no se sacude al estamento político, todo queda en un papel y en una simple declaración por cable. Que decir, cuando observo en prensa, radio o televisión que militares con honor, institucionales, son dados de baja o sometidos a juicios injustamente, por oponerse a la implantación de un sistema castro – comunista. Cuando escucho al señor presidente de la república decir “que esta tierra es también de ellos, de los cubanos, .. y tenemos con ellos diferentes cooperaciones en diferentes niveles … ”. Me pregunto, a caso no existen hombres en este país, capaces de hacerle frente a tal aseveración? A caso, no tenemos principios ni moralidad, ni conciencia, ni historia, como Nación. Donde están los hombres, los ciudadanos, que deben defender la patria?. Callados y con la cabeza baja, sin decir nada, ocultos en las faldas de las mujeres? Ocupados en unas elecciones que ni siquiera saben si ocurrirán?.

Hoy, ningún venezolano es independiente, y ya ni se, si todavía somos dueños de nuestra propia patria, sino que pareciera que estamos subyugados a una Cubanización que ha alcanzado todos los niveles, y lo peor, es que siento que nos estamos acostumbrando a vivir miserablemente. Mientras que en los hospitales faltan gazas, inyectadoras, etc., mientras sufrimos la delincuencia desbordada, una justicia utilizada como brazo político, una juez condenada de hecho por cumplir con su deber, la falta de luz, de agua e incluso alimentos, por nombrar tan solo unos problemas. Que hacemos, para luchar contra esta situación? La respuesta es nada. Porque aquí los políticos de la oposición están dedicados, a las mieles de la burocracia, de los negocios por medio de terceros, del partidismo, del clientelismo político. Y lo más lastimoso, es que el liderazgo entre ellos no existe, por negarse al cambio generacional; y quienes han levantado la voz y quienes han decidido enfrentar con gallardía y entereza esta situación, se encuentran o sometidos a juicios o encarcelados, como el caso de Oswaldo Álvarez Paz.

YO PROTESTO!!!! MIL VECES PROTESTO!!! Y alzo mi voz, por quienes defienden la patria, por quienes han dado todo lo que tienen y hasta han perdido la vida, por la libertad mía, por la de Ud., por la de Venezuela. Cierro mis puños y golpeo fuertemente la mesa, a favor de los presos políticos, de sus familias, a favor de la libertad de pensamiento y de conciencia; y por quienes hoy desde sus celdas, desde sus barrotes representan la firmeza y los principios morales y éticos de una Nación. No me alineo con quienes han traicionado la patria, con quienes han entregado nuestros recursos, con quienes desde las instancias del poder, conculcan los derechos de los ciudadanos y pretenden callar con el puñal rojo, a quienes se defienden. Acuso con mi dedo, a quienes han colaborado por acción u omisión, a la discordia entre los venezolanos. A quienes, desde sus posiciones más relevantes teniendo la obligación de Defender a la Nación, no lo han hecho.

Por eso, no puedo seguir a personas que no tengan otro interés, que Venezuela. Porque ya esta situación no es cuestión de colores de partidos, ni de individualismos mezquinos. Mi posición, que aquí fijo como hombre, como ciudadano, es mandato de mi dignidad y de mi conciencia. Porque si para ellos, no es importante todo lo que anteriormente he expresado. Para algunos ciudadanos, consecuentes con nuestro deber cívico con el país, si lo es. Por esto, hoy cierro filas y me coloco al lado del General del Ejército Ángel Omar Vivas Perdomo, quien ha defendido con su ejemplo el honor de las Fuerzas Armadas, y quien ha cumplido con el sagrado deber de un soldado. Defender la Patria. Por eso, con su permiso tomaré como propias sus palabras, las cuales transcribo fielmente y refrendo absolutamente con mi puño y letra. Yo, en mi propio nombre, en nombre de Dios y de la Patria: “ … Acuso, a aquellos quienes, desde el poder y por la vía de hecho IMPUSIERON; y a aquellos quienes portando sobre sus hombros las más altas jerarquías de la institución armada y ocupando las más altas posiciones de comando PERMITIERON, que ese lema extranjero, cubano, “Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos” penetrara en la Fuerza Armada nacional, viéndose obligados nuestros oficiales y soldados a usarlo, humillándose de esta forma los estandartes de guerra de nuestras unidades, deshonrando sus símbolos y lemas, de los cuales, muchos de ellos datan desde nuestra guerra de independencia, tienen sangre de nuestros libertadores y están cargados de gloria y honor militar venezolano y que son muchos de ellos más antiguos que la República de Cuba misma, donde este lema, sinónimo de opresión y muerte en su propia tierra fue creado, el 5 de marzo de 1960 por el dictador Fidel Castro. • Acuso a quienes me acusan, a aquellos quienes debiendo estar de mi lado, defendiendo lo que yo estoy defendiendo, que no es otra cosa que la Constitución, la Institución y nuestros valores patrios más sagrados sobre los cuales fue fundada nuestra nacionalidad, cumpliendo el juramento que hicimos todos, incluyendo los que nos encontramos en esta audiencia vistiendo el uniforme militar venezolano; ahora amenazan mi libertad con la intención de doblegarme, no lo conseguirán. Podrán meterme preso, podrán asesinarme, en todo caso tendrán solo el cuerpo del General Vivas pero nadie tendrá al General Vivas, nadie logrará que este soldado se rinda ante intereses extranjeros o ante aquellas personas que están entregando la patria y rindiendo sus armas a esos intereses extranjeros.

Yo los acuso a todos de traición, los acuso de traicionar el juramento que hicimos ante Dios y en presencia de la Bandera. Espero que algún día no muy lejano la patria se los demande, como claramente reza el juramento.

Permítanme finalizar mis palabras con el lema con el cual nació Venezuela:

¡MUERA LA TIRANÍA VIVA LA LIBERTAD!
Generalísimo Francisco de Miranda

2 de Febrero de 1806.


twitter:@lamzelok
correo electronico: yosoyvenezuela39@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Comente las noticias