ESTAMOS EN PROCESO DE CAMBIO DE IMAGEN Y REESTRUCTURACION DEL BLOG BIENVENIDO A ZONATWIVE MULTIMEDIA

ACTUALIZANDO EN ESTE MOMENTO EL BLOG. INFORMACION A NUESTROS SEGUIDORES: GRACIAS AL APOYO DE TODOS UDS, ESTAMOS CRECIENDO, PASAMOS AL PORTAL WORDPRESS. DESARROLLANDO IDEAS Y CONCEPTOS, EN LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD. QUEDANDO ESTE BLOG COMO UNA HERRAMIENTA PARA USOS MULTIMEDIA Y EL WORDPRESS PARA USO ESCRITA. Siguenos en twitter por @Zonatwi_ve o @TuDato_Legal @HistoriaViva_ @ElAntiKuario o contactanos por nuestro correo electronico YOSOYVENEZUELA39@GMAIL.COM tambien puedes escribirnos por zonatwive@yahoo.com.ve y zonatwive@hotmail.es. PARTICIPA.


SIGUENOS AHORA POR WORDPRESS: http://zonatwive.wordpress.com/

ESCUCHA A RADIO CARACAS RADIO 750

Seguidores


Donde no hay luz? CON UN SOLO CLIK CONSULTE EN QUE PARTE DEL PAIS EN ESTE MOMENTO NO HAY LUZ

Sociable

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 2 de julio de 2011

Strauss-Kahn celebró su libertad con una cena de 700 dólares



El ex presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, celebró el viernes por la noche con una cena en un restaurante italiano de lujo de Manhattan, el Ristorante Scalinata. Su puesta en libertad tan sólo unas horas antes. La decisión de la justicia estadounidense de levantar el arresto domiciliario al que estaba sometido se produjo después de que la fiscalía reconociera que la mujer que lo acusó de agresión sexual había dicho varias mentiras en los interrogatorios, lo que cuestiona seriamente su credibilidad, y la viabilidad del caso.

El ex director del FMI y su esposa, la conocida periodista francesa Anne Sinclair, acudieron al restaurante con una pareja de amigos sin haber hecho una reserva previa. Según el chef del establecimiento, Pedro Inga, la pareja irradiaba alegría. "Fueron muy amigables, estaban felices", declaró a The New York Daily News el cocinero, a quien Strauss-Khan felicitó personalmente por la exquisitez de la cena.

El menú de la cena estuvo formado por cuatro platos. Como entrantes, degustaron jamón serrano con melón, y parpadelle (un tipo de pasta) con trufas, que acompañaron con vino blanco Pinot Grigio. Como plato principal, Strauss-Khan, cuya fama de sibarita es bien conocida, se decantó por una lubina, y pidió que le trajeran vino rosado. La factura de la cena ascendió a entre 600 y 700 dólares (entre 410 y 480 euros).

"El servicio que recibieron fue increíble. Cada vez que les servían, había cinco o seis camareros", declaró al Daily News Silvia Grottola, una mujer canadiense que estuvo sentada en la mesa de al lado del político francés. “Estaban riendo, celebrándolo. La sonrisa en su cara [de Sinclair] es suficiente para saber que se mantedrá a su lado.

Al terminar la cena, Strauss-Khan y su esposa salieron cogidos del brazo del restaurante, y entraron en un lujoso coche negro, donde les esperaba su fornido chófer, camino de su apartamento en el barrio de Tribeca. Les siguió un séquito formado por un coche con sus guardaespaldas, y varios repletos de periodistas y paparazzi.

La imagen pública de la mujer que le acosó, cuyo nombre no ha salido a la luz pública en EEUU, ha dado un vuelco tremendo en las últimas horas. Durante el mes y medio posterior al estallido del escándalo, apenas se conocieron detalles sobre su identidad, celosamente protegida por las autoridades judiciales. Y los pocos que se filtraron -fue descrita como "una musulmana muy devota, destrozada por la experiencia"-, la presentaban como un testigo fiable.

En cambio, las revelaciones de las últimas horas cuestionan seriamente su credibilidad, un elemento clave en los juicios por acoso sexual en los que no existen más testigos que la presunta víctima y agresor. La fiscalía e incluso los abogados de la mujer, una inmigrante originaria de Guinea, han informado que dijo varias mentiras en los diversos interrogatorios a los que fue sometida.

Por ejemplo, en un primer momento, reiteró que había sido violada por varios soldados en su país, tal como había declarado en su petición de asilo en EEUU, y que tenía a su cargo dos hijos. Posteriormente, reconoció que no era cierto. Había mentido para facilitar su acogida como refugiada, y para obtener una mayor dotación económica de los servicios sociales. Además, también modificó su versión de los hechos tras la presunta agresión.

El periódico The New York Post incluso especula con la posibilidad de que, aprovechando su condición de miembro del servicio de limpieza de habitaciones, ofreciera servicios de prostitución a los clientes del hotel Sofitel. "Hay informaciones de que ella conseguía propinas extraordinarias, no sé si me entiende. Y no era por llevar jodidas toallas", comenta la fuente, que el Post identifica como cercana a la defensa.

Fuente: El Mundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi lista de blogs

Comente las noticias